Artículo publicado en 20 minutos

  • El Ministerio de Sanidad publica una ‘Guía de autismo en lectura fácil’.
  • Ni carecen de sentimientos, ni viven aislados ni tienen discapacidad intelectual.
  • El autismo no es una enfermedad sino un trastorno del desarrollo infantil.

Autismo. Qué poco sabemos del autismo pero con qué alegría usamos esa palabra o nos referimos a una “persona autista”. Lo correcto sería hablar de persona con autismo, como correcto sería dejar de pensar que carecen de sentimientos, que viven aislados en su propio mundo o que tienen discapacidad intelectual.

Usamos un lenguaje que las personas con autismo tachan de discriminatorioPara conocer el autismo elMinisterio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha publicado una Guía de autismo en lectura fácil, elaborada por la Oficina Permanente Especializada (OPE), con el fin de conseguir un uso adecuado de la terminología.

El texto recuerda ejemplos como éste: “El autismo del Banco Central Europeo“, algo que ellos mismos relacionan con el mal uso de la palabra por estar jugando con un significado de insulto, pudiendo utilizar palabras como “aislamiento”, “desvinculación” o “desinterés”.

Como éste, apuntan otros casos de mala utilización del término en ámbitos, sobre todo, políticos: “Me asombra el autismo de los sindicatos” o “con una política autista se enfrentan a la crisis“. Un lenguaje que tanto el colectivo de personas autistas como sus familiares tachan de discriminatorio.

Las palabras duelen

Para facilitar el uso del vocabulario y las expresiones cuando aludimos a personas con autismo, se ofrece una lista de errores que se deben evitar:

  • Pensar que carecen de sentimientos
    No es cierto ya que ríen, lloran, se entristecen, se enfadan…Nos demuestran que son personas que sienten, aunque a veces no sepan cómo expresar sus sentimientos.
  • Aislados en su propio mundo
    Tampoco es cierto. Las personas autistas hacen a diario esfuerzos para comunicarse y no viven en otro planeta.
  • Tienen discapacidad intelectual
    También es incierto. Cada persona es un caso concreto por lo que hay personas con autismo que sí que la tienen y otras no.
  • “Son autistas”
    Se debe emplear la expresión “persona con autismo” en lugar de la palabra “autista”. Primero se ha de poner la condición de persona antes de definirla por su discapacidad, ya que eso es discriminatorio.

Cinco preguntas sobre el autismo

¿Qué es el autismo?
No es una enfermedad. Se trata de un trastorno del desarrollo infantil que en cada persona se manifiesta de una forma diferente por lo que no hay que generalizar.

Se debe emplear la expresión “persona con autismo” en lugar de “autista”¿Cuáles son sus rasgos más comunes?
Dificultades en el lenguaje y la incomunicación, pero no incapacidad, dificultades para comprender y establecer relaciones sociales y comportamientos que se repiten e intereses por no demasiadas cosas. Con los apoyos adecuados, es posible ayudar a la persona a que los amplíe.

¿Quién tiene autismo?
Uno de cada 150 niños en edad escolar presenta algún trastorno del espectro autista, afectando más a hombres que a mujeres.

¿Cuáles son las causas?
El autismo es consecuencia de alteraciones en las funciones o estructuras del cerebrode la persona que lo tiene y está considerado un trastorno neurológico y psiquiátrico de origen genético.

¿Cómo se puede ayudar a las personas con autismo?
Se puede mejorar su calidad de vida con un diagnóstico temprano; una educación e intervención especializadas, y con los recursos sociales y comunitarios que necesiten para participar en la sociedad.